www.nuevosairesportal.com.ar | Edición Nº 62 | Noviembre de 2023

Solo hemos perdido Una elección (La batalla Cultural sigue en Marcha) Primera Parte

 

Alejandra Sara Ramos * - Antonio Luis Santamarina **


“Nuestros enemigos, no nos han derrotado, sino que hemos caído víctimas de nuestras debilidades Internas, y con mayor rigor de nuestro abandono, de nuestro aburguesamiento; un movimiento político cuyos dirigentes no estén dotados de una profunda moral, que no estén persuadidos que esta es una función de sacrificio y no una ganga, ese movimiento está destinado a morir. Está claro que debemos reconstruir nuestro movimiento con otra tónica, con otra moral. Entonces ahora sólo queda resistir y organizar la vuelta” Juan Domingo Perón (Vamos a Volver) Cita de María M. Tiesso (Legisladora por CABA 2013-2015)

Sólo hemos perdido una elección, la batalla cultural sigue su camino, ahora a levantar las banderas de la Justicia Social, a reconstruir los ideales de Patria Libre, Justa y Soberana, reconstruir la hermandad con Latinoamérica y con todos los pueblos del mundo, para resolver los problemas del presente para nosotros y para las futuras generaciones. Principalmente se debe reconstruir la mirada hacia los más desprotegidos, darles voz a los sin voz, pero para escucharlos, reconocer sus necesidades y otorgarles los derechos que les corresponde, sin soberbia y con humildad.

Recordamos las palabras de Álvaro García Linera, para estos tiempos, para mantener viva la esperanza de un mundo mejor, hay que revolucionar las democracias y democratizar las revoluciones, y en esta etapa no hicimos ninguna de las dos cosas; es lo que plantea Perón, nos aburguesamos, perdimos el contacto con los más necesitados y por consiguiente entregamos la iniciativa a quien no tiene ningún interés en resolver los problemas, lo único que plantea y claramente, es que defenderá los intereses de los poderosos y lo hará con la frustración del conjunto del pueblo y cuando eso no alcance lo hará con represión, algo que la saben “lunga”.

Es sabido que cuando un sistema no puede satisfacer las necesidades de las grandes mayorías sociales, se dan las condiciones para que se produzca un Movimiento Revolucionario, que cambie la estructura económica y social. Pero ojo, esos cambios pueden ser Sociales y Democráticos (con Solidaridad, con Derechos Humanos, viendo las necesidades de la Población) o del orden autoritario hoy representado por el Anarco-Capitalismo (con el objetivo de romper los derechos obreros, y las organizaciones que los protegen, dejando en mano del capital concentrado, el manejo de la economía).

La propuesta del Anarco-Capitalismo, con la consigna de falsa libertad, ha penetrado en las mayorías populares, y lo ha hecho sin mentir, los ha convencido que el Estado no los protege, que los limita, que los políticos no los representan, que sólo están para apoderarse del producto de su trabajo; y esto último ha ocurrido porque algo o mucha razón tienen, porque no hicimos lo suficiente para demostrar lo útil que es que el pueblo se halle representado, lo importante que es esto para sostener la democracia, (recordamos a Raúl Alfonsín “Con la democracia, se come, se educa y se sana”), y si no lo han sentido, debe ser que no cumplimos con nuestro deber, por alejarnos de los más necesitados. Volvimos a caer en el postulado menemista-conservador, “Política es el Arte de lo Posible” y para eso no se necesita formación ni el compromiso de representar a nadie.

Nosotros debemos honrar a nuestros ídolos; a Perón y Evita, al Che, a Néstor, a los 30.000 compañeros, a los caídos en Malvinas, que hicieron todo lo que podían para que lo que era necesario se hiciera inevitable. ¿Cuándo dejamos de militar la propuesta de Néstor?: “Nosotros no lucramos, tenemos convicciones e ideas, no estamos en el negocio de la política. Estamos en la transformación de la Patria” siempre a favor de las grandes mayorías, desplazados y explotados.

*Profesora de Educación Especial, Editora de “Nuevos Aires” **Médico Sanitarista”
Agradecemos la colaboración ideológica de Marcelino Fontan (Antropólogo Nacional y Popular).