NUEVOS AIRES EDICIÓN Nº 33  | DICIEMBRE DE 2020
 
 

Por un nuevo Proyecto Nacional, Popular, Democrático y Latinoamericano

“Planteo la necesidad de que esta generación del siglo XXI que ha dejado atrás el siglo XX, comience a elaborar a partir de nuestras propias experiencias. Tenemos que reelaborar todo el pensamiento del siglo XX y retomar, como generación, la necesidad de formular un proyecto de país”.

(Cristina Fernández de Kirchner)

 

Lo sugerido por la actual vicepresidenta de la Nación ante aquella multitud que festejaba el cumpleaños de la Patria en la Plaza de Mayo el 25 de mayo de 2014, merece una honda consideración porque sus palabras llevan implícito un verdadero desafío para quienes soñamos con forjar una Nación que merezca ser vivida. ¿Por qué? Porque como bien señala la periodista María Seoane “la humanidad atraviesa dos pandemias: la pandemia del coronavirus y la pandemia del neoliberalismo brutal que trae muerte, desolación y desigualdad. Necesitamos comprometernos para pensar un mundo mejor”. Y de esto se trata. De establecer un punto de encuentro entre los sectores organizados del Trabajo y de la Producción Nacional –especialmente la pequeña y mediana empresa- con la participación activa de los protagonistas de la Educación, la Ciencia y la Cultura en su diversa expresión; de ese modo, se podrá crear ese andamiaje colectivo que proponemos y del que surgirá un nuevo tiempo donde la Unidad habrá de ser la herramienta vital que construya un Estado en el que “los bienes terrenales del hombre” como los llamara el politólogo estadounidense Leo Huberman, sirvan para cubrir las necesidades fundamentales de quienes pueblan la tierra de los argentinos y no para beneficiar a las corporaciones económico-financieras sin patria ni bandera.

Estas palabras previas, estimados lectores, surgen del Compromiso Editorial que sostiene “Nuevos Aires”. En efecto, los que editamos este periódico no somos independientes. Ocurre que defendemos nuestra concepción del mundo, centro de un humanismo sin etiquetas y portador de una mirada comprometida sobre la realidad, gesto que se empeña en rescatar la memoria de nuestro pueblo y trata de explorar en el horizonte el crecimiento y desarrollo de una comunidad donde el hombre sea hermano del hombre y no lobo de su semejante. Por eso, siempre, hemos tratado que oriente nuestras acciones la lúcida reflexión de un gran argentino como Rodolfo Walsh: “Yo no me voy a anotar en el bando de los opresores, ni en el de los neutrales”.

La Dirección

 

A nuestros lectores


De marzo a diciembre
“Nuevos Aires” es el rostro de un proyecto periodístico que, nacido en la orilla sur del Riachuelo, trata de reflejar la información que sacude a la realidad y, además, se esfuerza por acuñar el pensamiento crítico que vaya creciendo no sólo en nuestra tierra, sino también más allá de nuestras fronteras. Como todo espacio creativo tiene sus hábitos, y uno de ellos es el lapso anual concreto en el que estimamos “pasan las cosas”: de marzo a diciembre. En consecuencia, el periódico aparecerá en los meses que mencionamos. Por lo tanto, enero y febrero, los dedicaremos a “sacarle punta” a la imaginación (a la vagancia; ¡qué diablos!). Asimismo, es nuestro deseo que las Fiestas de Navidad y Año Nuevo hayan estado a la altura de lo que ustedes pensaban. Por supuesto, aguardamos que este año 2021 que se inicia, ratifique en los hechos nuestras aspiraciones ciudadanas y nos permita, entonces, concretar la consolidación de una sociedad democrática que tenga, siempre, a nuestro Pueblo como titular de la Nación.

Un fraternal abrazo

 

 

Reflexiones de un demócrata

(Fragmento)

 

  1. Nunca fue tan necesario soñar y seguir luchando para construir un mundo mejor que este en el que vivimos. Lo que va a salvar a América Latina es una palabra llamada democracia. Esta pandemia nos demuestra que el mercado no resuelve nada, el que cuida del pueblo es el Estado.
  2. Sinceramente no sé cómo será el mundo después de la pandemia, nadie lo sabe. Pero tengo la certeza de que los países en los que el gobierno pensó primero en la población, como el caso de Argentina, saldrán mejor de la crisis que aquellos que no lo hicieron. Es muy triste lo que sucede en Brasil y por eso quiero felicitar a Alberto Fernández por la alta responsabilidad con la que viene enfrentando la pandemia, por el coraje que caracteriza a un verdadero líder.

Dios me dio la chance de vivir uno de los mejores períodos de política en América Latina. Tuve la suerte de convivir con Néstor y Cristina, con Tabaré y Pepe, con Lagos y Bachelet, con Correa, con Evo, con Lugo, con Chávez. Construimos el más importante momento de desarrollo. Teníamos el sueño de construir una América Latina fuerte, soberana.

(Luis Inacio “Lula” da Silva/”Página 12”- 12-11-2020)