Nuevos Aires
Nuevos Aires Periodismo sin etiquetas, pero jamás neutral.
"La historia no tiene punto final.
Sólo puntos suspensivos..."
L. Marechal

EDITORIAL>

SIN UN PROYECTO NACIONAL, POPULAR Y DEMOCRáTICO, LA ARGENTINA CARECE DE FUTURO

Esta reflexión del notable intelectual catalán publicada en la legendaria revista “Correo de la UNESCO” del mes de octubre de 1998, parece destinada a explorar las entretelas que cruzan la realidad de nuestro país en este período neoliberal que tanto nos abruma. Y no es para menos: una pérdida escalofriante de los derechos sociales, miles de despidos, inflación desbocada, quiebre del mercado interno ante la demanda insolvente, son hechos que provocan laceraciones inevitables en el seno de la población. Más aún, se revela taxativamente el propósito por parte del gobierno de consolidar un verdadero cambio cultural, dicho esto con un sentido antropológico, es decir, ligado a la historia de los hombres. Por supuesto, esto sólo lo podrán lograr estableciendo un permanente esquema represivo que impida la resistencia natural de quienes sufran los atropellos.

POLITICA>

DOS PAíSES EN DISPUTA

Por Gerardo Codina

La reunión de intendentes peronistas en Lobos en la última semana de octubre dio una fuerte señal de unidad con vistas al año próximo. Todos saben que la batalla electoral bonaerense será la decisiva y que allí se juega la posibilidad de la continuidad del experimento macrista en el país. Además, puede ser el lugar desde donde construya su retorno al gobierno Cristina Fernández.

MUNICIPIO>

SURGE EL PROLETARIADO EN BARRACAS AL SUD

Por Antonio J. González

“Con los saladeros en un incipiente estado industrial embrionario se produce la aparición del proletariado, dependiente de la economía ganadero-exportadora, estaba integrada por reseros, matarifes desolladores, peones de playa y carreros” según nos informa Federico Fernández Larrain. “Aquel primitivismo, industrial, con su variedad de personajes identificados todos bajo el mismo signo; el de ser -al afincarse a la sombra de las fábricas- hombres de las orillas, mitad gauchos por sus tareas, mitad individuos de la semicivilización lugareña, por el mero hecho de habitar casa estable y catres armados. En ese medio igualó a todos un mismo sacrificio para subsistir y un mismo sentido de la hombría que los hizo aprovechables dentro de un horizonte que, para ellos, no iba más allá del trabajo, la pulpería, la mujer y el caudillo.
Hasta su caída, el proletariado de los saladeros formó el elemento de acción de la Sociedad Popular Restauradora; los grupos de la “Mazorca" ingresó en los cuadros de la Policía y a los escuadrones de las milicias de la campaña.”   

INTERNACIONALES>Venezuela

DERROTAN EL GOLPE PARLAMENTARIO

El miércoles 26 de octubre los Movimientos Sociales marcharon hacia el Palacio de Miraflores (Casa de Gobierno), a favor de la Paz y la Constitución. Miles de venezolanos, trabajadores y amplios sectores de la juventud, impidieron el cerco a Miraflores que había dispuesto la oposición nucleada en el Movimiento de Unidad Democrática (MUD).

SOCIEDAD>

PARO NACIONAL DE MUJERES

Por Anahí Lucero*
“En un contexto de ajuste, de tarifazos, de incremento de la pobreza y achicamiento del Estado como el que propone el gobierno de la Alianza Cambiemos, nosotras nos llevamos la peor parte: la pobreza tiene rostro femenino y nos coarta la libertad de decir NO cuando estamos dentro del círculo de violencia.” (“Nosotras paramos”, del documento leído en la Plaza de Mayo).

CULTURA>

JULIO BRUNO, UN POETA DEL SUBURBIO

Por Horacio Ramos

Los poetas, cuando transitan el sendero expectante de la vida y despiertan sus pulsaciones más emotivas, suelen convertirse en profetas de su tiempo. Pararse en medio de un poema, alzar la voz contra el cielo perverso de los dioses absurdos, revela no sólo la densidad de un compromiso, sino que, además, expresa una ardiente manera de vivir. El poeta, caminante del alba, trata de saciar la sed con el gemido del cántaro, mientras descansan en la oquedad de sus alforjas, el celo y la indulgencia. Julio Bruno fue un juglar sin tapujos, diáfano, sobre todo a la hora de impugnar la perfidia de los obsecuentes. Sarandí es un insólito barrio de guitarra y canto, donde en la cruz de cualquier esquina, uno pueda tropezar con un pintor de raza o un músico de talento. Allí nació el poeta. Creció en sus baldíos y una “de gajos”, bien engrasada, pobló sus tardes de “wing” izquierdo en un club levantado por el sudor de muchos obreros: “Esperanza”.

DEPORTES>

INSATISFECHOS Y ABURRIDOS

Por Hugo Vidal

Cuando este último partido frente a Gimnasia de La Plata se moría, la hinchada se cansó y despidió a todos los jugadores de Independiente con una tremenda silbatina.

Nuevos Aires
| © 2009-2014 Todos los derechos reservados |